Como servir una cerveza

Si bien es propio de cada uno servir su cerveza como más le guste, existen ciertas recomendaciones que apuntan a aprovechar mejor las características de cada estilo.  Podemos mencionar tres formas de servir cerveza que hacen referencia a tres tipos de cerveza: el servido Belga, el Hefeweizen y el Standard.

El servido Belga es para las cervezas con fermentación final en botella y carbonatación natural*.

  • Comenzar con el vaso a 45° y servir despacio sobre un lado.
  • Mientras se sirve, torcer el vaso lentamente hacia una posición vertical asegurándose de no generar demasiada espuma.
  • Continuar el servido siempre en un movimiento continuo para que el sedimento de la parte inferior no se mezcle con el resto de la cerveza.
  • Finalizar el servido cuando el sedimento se acerque al cuello de la botella; el objetivo es detenerse justo antes de que el sedimento entre al vaso.

Si se desea servir varios vasos, hacerlo lo mas continuo posible sin agitar mucho la botella.  En caso de parar por la mitad de la botella, esperar unos minutos antes de servir de nuevo para que el sedimento tenga tiempo de decantar nuevamente.

El servido Hefeweizen (o cerveza de trigo con levadura) es una excepción del servido Belga.  Si bien la cerveza de trigo podría caer en el grupo anterior, es muy común que se desee servir la levadura ya que posee aromas que pueden referenciar a banana y clavo de olor.  En este caso sí se busca servir la levadura obteniendo cierta turbidez en el vaso.

  • Se comienza a servir como el servido Belga.
  • Cuando casi 2/3 de la cerveza ya fueron servidos, detenerse y agitar suavemente la botella a fin de capturar el sedimento y seguir sirviendo.  No agitar demasiado fuerte para no llenar la botella de espuma.

Si se sirven varios vasos, servirlos hasta cierto punto y luego repartir parte del sedimento a cada uno.

El servido Standard se usa para el resto de las cervezas filtradas.

  • Comenzar a servir suavemente sobre la mitad de un vaso a 45°.
  • Continuar el servido controlando que no se genere demasiada espuma.
  • Llegando al final, enderezar el vaso y terminar de servir sobre el centro de manera de generar la espuma deseada.

*Carbonatación natural es cuando no se gasifica la cerveza con gas artificial sino que se utiliza el resto de levadura que queda en la cerveza para que ella misma genere el gas.  Esto se logra solo si la cerveza no fue filtrada ya que de filtrarla, no quedarían levaduras que hiciesen el trabajo de carbonatación.  De ahí, que en este tipo de cervezas se puede ver el sedimento en la parte inferior (levaduras que carbonataron y quedan en estado de dormancia).

-“The World Atlas of Beer”, Tim Webb and Stephen Beaumont.
Anuncios